Youtube Facebook Twitter Home
 

NOV 2014

24

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE U OBVIA RESOLUCIÓN, POR EL QUE SE EXHORTA AL JEFE DE GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL, A LA COMISIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD, A LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA Y A LA PROCURADURÍA GENERAL DE JUSTICIA DEL DISTRITO FEDERAL PARA QUER ACLAREN LOS OPERATIVOS DE SEGURIDAD REFERENTES A LA MARCHA SOCIAL DEL 20 DE NOVIEMBRE DE 2014; A CARGO DE LA DIPUTADA LILIA AGUILAR GIL, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PT.

Dip. Lilia Aguilar Gil

La que suscribe, Lilia Aguilar Gil, diputada federal del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 6, fracción I; 79, numeral 2, fracción II; y 113 del Reglamento de la Cámara de Diputados, somete a consideración de esta honorable asamblea, punto de acuerdo de urgente u obvia resolución, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

A raíz de los hechos acontecidos en Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre, en la ciudad de Iguala de la Independencia, Guerrero, por los cuales 6 personas fueron privadas de la vida, entre ellas estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos” y del equipo de futbol “Los Avispones de Chilpancingo”; 30 personas resultaron lesionadas y que actualmente 43 personas se encuentran en condición de desparecidas; se han dispuesto en la capital del país, así como distintos puntos de la República y en el extranjero, manifestaciones para que el gobierno responda a la demanda social de justicia.

Entre las manifestaciones pacíficas que se han llevado a cabo se han adherido grupos de choque y anarquistas, que se distinguen por estar encapuchados, armados e incitando a la violencia dentro de las marchas. Producto de dichos actos se encuentra la quema de la puerta de Palacio Nacional el 8 de noviembre.

Sin embargo, las detenciones que han realizado elementos de fuerzas locales y federales resultan poco efectivas y en lugar de detener a los verdaderos responsables, detienen a estudiantes o manifestantes pacíficos.

Resultado del incidente en Palacio Nacional, se detuvieron a 18 personas, que fueron liberadas el 10 de noviembre. Según testigos no se les finco cargo alguno, varios de ellos señalaron no haber participado en las manifestaciones de violencia o haber sido detenidos ilegalmente.

El día 20 de Noviembre del año en curso se realizó una marcha de solidaridad por los hechos de ocurridos; aunando a estos hechos los padres y familiares de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa convocaron desde la plancha del Zócalo capitalino a organizaciones sociales, estudiantes, campesinos y a la sociedad en general a realizar un gran movimiento nacional para denunciar y demandar que se resuelva las miles de desapariciones que se han registrado en el país.

En el mitin que realizaron en la Plaza de la Constitución, luego de marchar desde tres puntos distintos de la ciudad, el contingente más numeroso, reunido en el Ángel de la Independencia, inició su recorrido encabezado por padres de los normalistas, alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En esta ruta no hubo actos violentos e incluso personas con los rostros cubiertos que trataron de incorporarse al contingente fueron expulsadas por los padres de familia, quienes defendieron que la marcha era pacífica, y por más de dos horas, exigieron que si el gobierno federal no puede encontrar a sus hijos “que se vaya el Presidente con todo su gabinete”.

“No vamos a permitir mas asesinatos, mas desparecidos, porque no son nada más nuestros hijos, son miles en nuestro país, y eso miles se están uniendo a nuestra lucha. Por eso le quiero decir desde aquí que estamos pidiendo que si no pueden con esto, porque está bien visto y bien claro, que se vaya todo su gabinete”, dijo una de la madres de los estudiantes desde el templete instalado frente al Palacio Nacional.

Asimismo desde el templete los padres de los normalistas advertían que confrontarse con la policía no era el objetivo de la marcha pero sí reclamar la presentación con vida de sus hijos.

La manifestación comenzó desde las 17:00 y terminó con discursos de los familiares alrededor de las 20:15 y su retirada.

De conformidad con lo señalado por medios de comunicación, cientos de elementos de la Policía Federal y antimotines de la policía del Distrito Federal se mantuvieron alerta en la calle Moneda, aledaña a Palacio Nacional.

Casi al término, un grupo de personas anarquistas intentaron pasar las vallas de seguridad para acceder a la puerta de Palacio Nacional, arrojando petardos, palos, piedras, bombas molotov y cohetes.Pero a los gritos ciudadanos que buscaban evitar un enfrentamiento, el grupo anarquista con el rostro cubierto jaloneaba las vallas metálicas.

Alrededor de las 21:20 algunos de estos elementos policiales comenzaron a ingresar a la plaza central y fueron avanzando poco a poco; a las 21:45 continuaron su avance para replegar a los manifestantes. Minutos después aproximadamente un grupo de 500 granaderos, arrojaron gas lacrimógeno y agua a los jóvenes, niñas, niños y ancianos y
Personas Adultas Mayores que se estaban manifestando pacíficamente. Posteriormente elementos de la Policía Federal intervinieron en la acción, replegando a los manifestantes.

Entonces los granaderos corrieron hacia el asta bandera repartiendo golpes con toletes y escudos sin importar que en el Zócalo estuvieran manifestantes que marcharon y permanecían de forma pacífica.

Una mujer policía, tolete en mano, corre por la plancha del Zócalo gritando “encapsúlenlos ahí, denles duro y que no se les vayan”. Se dirige a un grupo de entre 10 y 15 policías que tras correr desde Palacio Nacional hasta el asta bandera alcanzan a los jóvenes que les gritaron: “¿y qué si fuera tu hijo?”, en referencia a los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, que motivaron esta marcha, asegurando la Plaza de la Constitución, así como las entradas principales a Palacio Nacional

Los manifestantes corrieron en diversas calles del primer cuadro de la Ciudad de México, se registraron corretizas de los policías contra jóvenes que se estaban manifestando.

Sin embargo, a los manifestantes anarquistas que estaban lanzando piedras, palos y cohetes, los elementos de seguridad del Distrito Federal como del Gobierno Federal, no actuaban contra ellos.

Tanto de la marcha hacia al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como de la que se dirigía hacia el zócalo, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, informó que se tienen 31 detenidos.

De ellos 16 personas están puestas a disposición ante las autoridades locales y 15 ante el fuero federal. No obstante, reporteros de CNN señalaron que durante las manifestaciones al menos una persona fue detenida por elementos del Estado Mayor Presidencial, luego de que saltó las vallas que protegían a este recinto.

Por lo anterior, en dado caso si los elementos de seguridad consideran que hay delito en flagrancia su obligación es detener a los probables responsables y ponerlos a disposición inmediata de la gente del Ministerio Publico que corresponda. Si no hay flagrancia, no pueden agredir indiscriminadamente a los ciudadanos que ejercen su derecho constitucional de reunión establecido en el Articulo 16 párrafo quinto.

Por otra parte la Comisión Nacional de Derechos Humanos solicitó medidas precautorias a la policía Federal y a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal para salvaguardar la seguridad de las personas. Entre otras solicitó que los cuerpos policiales se abstuvieran detenciones arbitrarias y que en los casos de detención de personas en flagrancia, estas fueran puestas a disposición inmediata del Ministerio Público, para salvaguardar el debido proceso.

De igual manera, que se adoptaran medidas para proteger a mujeres, menores, adultos
mayores y personas con discapacidad que participaran en la marcha.
Por lo anteriormente descrito se presenta a esta soberanía, la siguiente proposición con punto de acuerdo al tenor de los siguientes:

Resolutivos:

Primero.- La Cámara de Diputados, exhorta respetuosamente al Lic. Monte Alejandro Rubido García titular de la Comisión Nacional de Seguridad, para que explique quién y cómo se diseño el operativo de seguridad de la movilización por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa el 20 de noviembre del 2014 y quién dio la orden de agredir a los manifestantes que estaban de forma pacífica y tomar el control del Zócalo capitalino.

Segundo.- La Cámara de Diputados, exhorta respetuosamente al Dr. Miguel Angel Mancera Espinosa Jefe de Gobierno del Distrito Federal, al Lic. Héctor Serrano Cortes, Secretario de Gobierno del Distrito Federal y al Dr. Jesús Rodríguez Almeida Secretario de Seguridad Publica del Distrito Federal, para que indique cómo se diseño el operativo de seguridad de la movilización por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa el 20 de noviembre del 2014 y quién dio la orden de agredir a los manifestantes que estaban de forma pacífica y tomar el control del Zócalo capitalino.

Tercero.- La Cámara de Diputados, exhorta respetuosamente al Lic. Rodolfo Fernando Ríos Garza Procurador General de Justicia del Distrito Federal, para que se manifieste respecto las investigaciones de los posibles agresores, miembros del autodenominado grupo “Anarquistas” quienes se presume han participado en las diferentes manifestaciones sociales de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, con actos violentos, sin recibir sanción.

Palacio Legislativo de San Lázaro a 21 de Noviembre de 2014.

Diputada Lilia Aguilar Gil

Diputada de representación proporcional por la primera circunscripción, Chihuahua. Es secretaria de la Comisión de Economía e integrante de las de Justicia y Radio y Televisión.

 

Conoce su trabajo legislativo:

ÚLTIMAS INTERVENCIONES DEL GPPT