Youtube Facebook Twitter Home
 

AGO 2015

06

Posicionamiento de la Vicecoordinadora de Contenidos del Partido del Trabajo en la Cámara de Diputados, Lilia Aguilar Gil, relativo a los asesinatos de la colonia Narvarte

Dip. Lilia Aguilar Gil

Posicionamiento
Muchas gracias señor Presidente, con la venia de la Asamblea,

“Pórtense bien, por favor, se los suplico, vienen tiempos difíciles”, eso les dijo el gobernador Duarte a los periodistas en 2010. Esta frase o amenaza, si ustedes quieren verla así, me hace recordar lo que ya hace algunos años el periódico el Diario de Juárez, contestaba cuando en Chihuahua, mi estado natal, la violencia contra los periodistas era brutal.

Decía el Diario de Juárez y sus periodistas: “queremos que nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, qué es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar para saber a qué atenernos, para saber si vivimos o morimos, pero siempre en el ejercicio del periodismo“.

Aparentemente Veracruz, el estado sin ley, como lo consignaba la revista Proceso, hoy no sabe dar respuesta a lo que se presume fue el resultado del hostigamiento que hizo público Rubén Espinosa, fotoperiodista asesinado el viernes pasado en el DF.

Hoy el dicen el caso de la Narvarte, aparentemente buscan culpables de robo y de otras cosas que puedan escudar lo que Rubén venía no sólo él, sino otra de las víctimas de este asesinato, denunciando, el hostigamiento por el ejercicio del periodismo.

Espinosa fue el periodista número 14 asesinado en Veracruz los últimos años, pero Veracruz no es el único problema en este país. Según The Freedom House, las libertades políticas, como la de prensa, se han reducido considerablemente en los últimos tres años en este país.

La labor del libre periodismo siempre ha causado incomodidad porque la tendencia del gobierno autoritario, es acallar. Antes, en los 60´s y 70´s, eran perseguidos políticos y hostigados, hoy acallados con medios institucionales como el de Carmen Aristegui, o con medios violentos que tratan de ser escudados y convertidos en una historia de violencia y de crimen.

Sin embargo, la intimidación a los periodistas ha generado desde autocensura, hasta la privación de la vida. Como ya se decía en esta tribuna somos nosotros, México, el sexto lugar a nivel mundial por homicidios contra periodistas. El primer lugar, Siria, el segundo, los territorios palestinos, compartimos el deshonroso sexto lugar sólo con Afganistán, aunque yo haría una reflexión que hacía el senador Bartlett sobre quien esta matando a todos estos periodistas, si en Afganistán y en Siria que viven ahí, o son los ataques aéreos de quienes participan en las guerras, específicamente Estados Unidos.

La reflexión que debemos hacer, en lugar de repartir culpas es decir que cuando se ataca a un periodista, se violentan en realidad derechos colectivos, compañeras y compañeros, como la libertad de expresión que es muy evidente, sino también el derecho a la información que tenemos todos.

Y vuelvo a citar la frase del Diario de Juárez, qué quieren que publiquemos, qué quieren que digamos para proteger nuestras vidas, es decir, el periodismo libre y la garantía del mismo, es en realidad la protección de una tarea pública que viene a proteger el derecho de la información libre, objetiva y plural que tenemos todos los ciudadanos.

Según la organización Artículo 19, del 2000 al 2015 han sido asesinados más de 75 periodistas. Es entonces Veracruz la entidad de la que huyó Rubén Espinosa, donde ha habido 15 homicidios de los que vale la pena hablar hoy.

Porque en efecto, no es nuestro papel hoy señalar sin tener pruebas pero si es nuestro papel exigir que se investigue en serio, aunque el culpable sea el Estado, como en el caso de los 43 a fin de conocer quienes son los responsables de los ataques contra estos periodistas.

Pero recordemos en 2012 a la periodista Regina Martínez Pérez corresponsal de la revista Proceso que apareció asesinada en su casa en Xalapa, el 5 de febrero, el: Te queremos vivos Goyo, el reportero Gregorio Jiménez de la Cruz en Coatzacoalcos, su muerte generó un apoyo generalizado en redes sociales no solamente porque quedo en evidencia que se les pagaba entre 25 y 29 pesos por el ejercicio valiente del periodismo que hacía, sino porque Goyo era el ejemplo claro de un vida entregada al periodismo a pesar de la miseria económica que esto representaba.

En Veracruz queda en evidencia que los esfuerzos de la CNDH, de la PRG y organismos internacionales, son evidentemente insuficientes en la erradicación de la violencia que sufren día a día los periodistas. Sin embargo, el asesinato de Rubén Espinosa ha generado gran indignación y ha quedado en evidencia la intimidación debido a su labor.

Rubén Espinosa, que ya había sido golpeado en 2013 en la Plaza Lerdo y que además había sido, y había declarado junto a otra de las asesinadas en la casa de Narvarte, víctimas de hostigamiento.

Yo cerraré señor presidente diciendo, que en efecto no vale dar discursos rimbombantes, ni de gritos, ni de acusaciones, no vale dar declaraciones, ni crear comisiones especiales, sí el Estado mexicano no cumple y nosotros somos parte del Estado mexicano.

La realidad es que en la Comisión Permanente ya hemos aprobado diversos puntos de acuerdo en defensa de periodistas y activistas sociales y la pregunta es: qué ha pasado, cuáles son los resultados, cuál es nuestro papel en la defensa de los periodistas y de aquellos que quieren defender la libertad de expresión y titular una tarea pública como el periodismo desde esta Comisión Permanente, el Senado y la Cámara de Diputados.

Es verdad que nuestra sociedad es víctima de violencia institucional, la realidad es que no podemos simplemente acostumbrarnos a la violencia, entonces perderíamos la naturaleza de asombro y perderíamos nuestra naturaleza humana y nuestras capacidad entonces de representar. Es urgente sí, detener la ola de violencia contra los periodistas y resolver cada uno de los casos.

Pero también es importante hacernos una pregunta: qué esta haciendo la Fiscalía Especial que se encarga de esta situación, cuáles son sus resultados, qué impacto esta teniendo en la autocensura y el ejercicio del periodismo un asesinato como este.

Yesenia, Nadia, Rubén, Nicole y Alejandra merecían vivir, pero ahora frente a la realidad, lo menos que podemos decir es que merecen justicia y como consecuencia, y término, pedimos no solamente que la PGR atraiga este caso, sino que lleve a cabo una investigación seria, caiga quien caiga, no solamente sobre el caso del multihomicidio, sino de las condiciones para prevenir más muertes de nuestros periodistas.

Compañeras y compañeros legisladores, no podemos permitir que la era del oscurantismo y la guerra sucia vuelvan a permear la vida de los mexicanos que queremos consolidar desde la izquierda, la derecha o del centro, un régimen democrático en nuestro país. Sin embargo, y lo digo con preocupación, la noche desde hace tiempo se ve venir.

Muchas gracias.
Diputada de representación proporcional por la primera circunscripción, Chihuahua. Es secretaria de la Comisión de Economía e integrante de las de Justicia y Radio y Televisión.

 

Conoce su trabajo legislativo:

ÚLTIMAS INTERVENCIONES DEL GPPT