Youtube Facebook Twitter Home
 

ABR 2015

30

Posicionamiento del Partido del Trabajo en voz de la Diputada Magdalena Núñez Monreal, con respecto del dictamen con Proyecto de Decreto por el que reforma el artículo 73 constitucional con relación a la desaparición forzada.

Dip. Magdalena del Socorro Núñez Monreal

Posicionamiento
Con el permiso de la presidencia,

Muy estimadas diputadas y apreciados diputados:

Durante la presente anualidad, el Partido del Trabajo llevó a efecto en la Cámara de Diputados la realización de la “Jornada Internacional contra la Desaparición Forzada y el Genocidio”.

La realización de estos foros tuvo como objetivo conocer las experiencias de otros países con relación al tema que nos ocupa, a partir de los trágicos acontecimientos que se suscitaron en Ayotzinapa y Tlatlaya y que han agraviado a las y los mexicanos, y conmocionado al mundo entero.

Así, contamos con la participación de los embajadores de Chile, Azerbaiyán, Ucrania y la visita de los embajadores de Turquía y Armenia.

Recibimos las aportaciones de legisladores de Guatemala y el Salvador, de académicos de Alemania, Israel y Ruanda, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Autónoma Metropolitana y de la Universidad de Guerrero

Asimismo, en la Facultad de Economía de nuestra máxima casa de estudios sostuvimos un encuentro con el padre Solalinde en el que abordamos el tema de migración, trata de personas y persecución.

Derivado de la realización de estas reuniones llego a la conclusión de que si bien el Poder Legislativo asume hoy su responsabilidad de aprobar la reforma constitucional que permitirá sancionar la desaparición forzada, mucho falta por hacer en materia de Derechos Humanos.

No basta que la reforma al artículo primero constitucional, constituya el más importante avance de nuestra época a favor de los Derechos Humanos cuando no se ha acompañado con políticas públicas que contribuyan a promoverlos, respetarlos, protegerlos y garantizarlos.

Los acontecimientos de Ayotzinapa y Tlatlaya a los que ahora se suman los de Apatzingán, nos confirman que el espíritu del Constituyente Permanente a favor de los Derechos Humanos no se ha cumplido.

Y como bien sabemos, a diario desaparecen compatriotas cuyo destino se ignora, sin que las autoridades responsabilizadas de investigar los hechos puedan dar con su paradero, es más, existe un desinterés de éstas por llevar a cabo las diligencias necesarias para esclarecerlas y evitar que las desapariciones forzadas continúen.

A la fecha, observamos con preocupación, que existe el propósito del gobierno de dar carpetazo al caso de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la matanza de Estado en Tlatlaya. La sociedad mexicana y los legisladores democráticos y progresistas no lo permitiremos.

Por eso el Partido del Trabajo coincide en la necesidad de construir un marco jurídico que garantice a plenitud los derechos del pueblo, no de las élites, confía en la organización de la sociedad civil para que por la vía pacífica y a través del voto elijamos a representantes populares que tengan como centro de sus preocupaciones al ser humano y no las cuestiones materiales y a los empoderados.

El presidente de la República designó a una nueva responsable de la Procuraduría General de la República, quien al tomar posesión de su cargo afirmó que las investigaciones sobre el caso Ayotzinapa y Tlatlaya no estaban cerradas, sin embargo la institución del ministerio público depositada en ella ha sido omisa en informar a la sociedad sobre el avance de las mismas y la mala integración de los expedientes por parte del ministerio público pone en riesgo la posibilidad de que los responsables sean sancionados con el máximo rigor que la ley permite.

Por ello es importante que nuestro sistema de justicia deje de sustentarse en la figura corrupta del ministerio público, que ha dejado de ser el representante de las víctimas de los delitos, tanto en el orden común como en el federal y se le otorgue al ciudadano el ejercicio pleno de la acción penal como lo ha propuesto mi partido. Solo así podremos hacer efectiva la reforma constitucional que hoy habremos de aprobar.

Compañeras Diputadas y Compañeros Diputados:

Esta es mi última intervención en tribuna durante la presente legislatura. Agradezco al Partido del Trabajo el haberme concedido el privilegio de formar parte de su Grupo Parlamentario, mi especial gratitud y reconocimiento a su coordinador, un mexicano de excepción: Alberto Anaya Gutiérrez.

A todas y todos ustedes, mi gratitud por la atención que dispensaron a mis trabajos legislativos y a mis posicionamientos en tribuna.

Nos tocó coincidir en un momento crucial para México. Hago votos porque continuemos en la lucha, desde cualquier trinchera, por edificar un país más justo.
Diputada de representación proporcional por la segunda circunscripción, Zacatecas, es Secretaría de la Mesa Directiva.

 

Conoce su trabajo legislativo:

ÚLTIMAS INTERVENCIONES DEL GPPT