Youtube Facebook Twitter Home
 

ABR 2015

23

Propone PT impartir la oratoria como materia base desde educación básica

Dip. Magdalena del Socorro Núñez Monreal

Pronunciamiento
Posicionamiento del Partido del Trabajo en voz de la Diputada Magdalena Núñez Monreal, con respecto del dictamen relativo al “día nacional de la oratoria”.

CON EL PERMISO DE LA PRESIDENCIA,

COMPAÑERAS DIPUTADAS Y COMPAÑEROS DIPUTADOS:

El Partido del Trabajo celebra la presentación del presente dictamen que tiene como objetivo declarar una fecha del calendario cívico de México como “El Día Nacional de la Oratoria”.

Y la ocasión es propicia para destacar, que la oratoria formal se asocia con la retórica y que ésta, la retórica, es el arte de la persuasión, entendida como el intento de un ser humano de influir en otro mediante palabras. Como lo afirma Sam Leith, la retórica está orientada a un fin práctico, es un medio para alcanzar un objetivo y por lo tanto, significa mucho más que la oratoria.

Por ello, el declarar “El Día Nacional de la Oratoria” tiene un significado más profundo, porque como lo entendió Aristóteles hace más de dos mil trescientos años, la teoría de la retórica es el estudio de la humanidad misma, porque tanto los medios como los fines de la retórica participan de las más profundas cuestiones humanas.

Así lo comprendió también Cicerón, el gran jurisconsulto romano, y el hispanorromano Quintiliano, autor de la obra Instituciones Oratorias que junto con el documento romano Ad Herennium fueron los textos clásicos hasta la época del renacimiento de los fundamentos de la oratoria, que habrían de ser enriquecidos en la Edad Media con las aportaciones de san Agustín y santo Tomás de Aquino y por las artes del drama y la poesía.

Vale la pena recordar, que en la época de Shakespeare, la retórica ocupaba un tercio de la educación y junto con el estudio de las denominadas artes liberales- aritmética, geometría, música, astronomía, lógica, y la gramática, constituyeron el cimiento de la organización educativa desde la Edad Media.

En el siglo XVIII el maestro escocés Hugh Blair, en la introducción de su obra sobre la retórica, habría de exaltar la relación vital entre la virtud y la excelencia retórica en los siguientes términos:

“El lenguaje es el gran instrumento gracias al cual el hombre es beneficioso para el hombre y es al intercambio y la transmisión de pensamientos, por medio del lenguaje, a lo que debemos principalmente el perfeccionamiento de los pensamientos mismos”.

Las revoluciones, francesa y estadounidense que sustituyeron los sistemas tiránicos por democracias representativas y fortalecieron la idea de democracia en Occidente contribuyeron a fortalecer la importancia y la efectividad de la retórica como herramienta de influencia política.

Sin embargo, durante los siglos XIX y XX, el estudio de la retórica quedaría supeditado a determinados colegios y universidades. En el siglo XXI el desarrollo de la tecnología, nos permite afirmar que vivimos en la era más argumentativa de la historia y por lo tanto más retórica.

Al respecto, es importante resaltar en esta tribuna que a partir de que las mujeres adquirimos derechos políticos y los hemos podido ejercer en los parlamentos, y en otros ámbitos de la vida contemporánea, la retórica dejó de ser un asunto masculino como lo fue en el pasado al que me he referido y hoy se enriquece con la voz de las mujeres.

Prueba de ello es que si bien el Congreso Constituyente de 1917 no registra en el Diario de los Debates un solo discurso pronunciado por alguna mujer, en la presente legislatura, que por muchas razones habrá de ser considerada histórica, han quedado plasmados las expresiones verbales que emanaron de lo más profundo de nuestro corazón y que han contribuido a marcar una nueva era en la comunicación de las mujeres mexicanas.

Por ello es importante el dictamen que nos ocupa, porque a partir de su aprobación, en el Partido del Trabajo vislumbramos un renacer del arte de la oratoria asociado al estudio de la retórica.

Nos pronunciamos en consecuencia porque desde la educación básica se desarrolle en los educandos la habilidad de hablar en público, para que cuando se llegue a los niveles de educación media y superior, los estudiantes pierdan el temor de leer o exponer ante sus propios compañeros de clase, lo que redituará en que adquieran la seguridad y la confianza necesaria para afrontar los retos que impone la vida.
Diputadas y Diputados:

Si bien podemos identificar a titanes de la oratoria como Marco Tulio Cicerón, Abraham Lincoln, Winston Churchill, Martin Luther King, Isabel I, Eva Perón, al mismo Juárez y al propio Lázaro Cárdenas, no debemos olvidar que también Adolfo Hitler fue un hombre elocuente.

Por ello es importante tener presente que el pronunciar un discurso representa una gran responsabilidad. De ahí la trascendencia de recordar la importancia de domar la lengua.

Escribe Santiago, medio hermano de Jesucristo, en los versículos 5 y 6 del libro del Nuevo Testamento que lleva su nombre:

“la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego.”

El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo da la bienvenida al “Día Nacional de la Oratoria”, porque su conmemoración hará resplandecer a México.

Es cuánto.
Diputada de representación proporcional por la segunda circunscripción, Zacatecas, es Secretaría de la Mesa Directiva.

 

Conoce su trabajo legislativo:

ÚLTIMAS INTERVENCIONES DEL GPPT